martes, 21 de diciembre de 2010

La ley que se tendría que estar votando hoy

Está claro que rodar un film, conlleva unos costes muy elevados, pero sin embargo, si el público lo acepta, puede reportar muchos beneficios.

Beneficios que aparecen cuando se estrena el film en los cines, más tarde con las ediciones en DVD y Bluray y finalmente cuando emiten las películas por televisión. Todo esto sin mencionar beneficios extra que aparecen por merchandising, cesión de derechos, eventos, etc.

Sin embargo, voy a la tienda de películas y ¿Qué me encuentro? Lo que el viento se llevó, rodada en 1939,  es decir hace 72 años en Bluray por 17,99€ . Si nos vamos a algo más actual, tenemos la versión extendida de Avatar por 44,99€ (el mismo film que en Alemania cuesta 19,95€). Esos precios son la razón por la que ni tan siquiera me paso a ver la sección de películas cuando voy a un hipermercado.



Esos precios desorbitados, son una de las razones, por las que la gente va en masa a ver las películas a través del ordenador cuando se cuelgan gratis en Internet.

Vamos a imaginar por un momento, que son las mismas empresas de cine, quienes cuelgan sus propias películas en Internet para que puedan verse gratis. Estaríamos hablando de millones de visitantes, que podrían generar no unos pocos céntimos, sino cantidades multimillonarias por ingresos en publicidad.

Por el contrario,  el nivel de personas que irían al cine y se comprarían las películas, seguiría siendo equivalente al actual. ¿Por qué? Por que lo que he mencionado en el párrafo anterior, ya existe, es lo que ellos llaman "piratería" y el resto del mundo lo llamaría "nuevo modelo de negocio".

Sin embargo, ¿Para qué pensar en nuevos modelos de negocio, o en una reducción del precio de venta de las películas, pudiendo borrar de Internet la página que nos moleste? A pesar de que esto último sea una barbaridad, y atente claramente contra las libertades de los ciudadanos, es la postura que han decidido tomar algunos. La ley que se vota hoy, podría ser muy beneficiosa para todos... si fuera redactada de nuevo.

Leer el artí­culo completo...