lunes, 29 de septiembre de 2008

El día en que cayeron en España 4 Bombas Nucleares

Seguro que muchos de vosotros, no habéis oído hablar jamás del incidente de Palomares, una pedanía del término municipal de Cuevas del Almanzora (Almería). Sin embargo, el 17 de enero de 1966, ocurrió allí el incidente radiactivo más grave y peligroso que jamás ha ocurrido en España.

Gran parte de la península, habría quedado completamente destruida durante milenios, debido a la radiactividad.


Durante la mañana de aquél fatídico día, mientras los pescadores faenaban en aguas del mar mediterráneo, unos aviones del ejército norteamericano sobrevolaban la zona. En concreto se trataba de un bombardero B-52 que transportaba una peligrosa carga: 4 Bombas nucleares de hidrógeno, 700 veces más potentes que las que causaron la destrucción en los pueblos de Hiroshima y Nagasaki en la Segunda Guerra Mundial y sus aviones de apoyo.

Durante una ,nunca exenta de riesgos, maniobra de repostaje, el avión que transportaba las bombas, se precipito hacia el vacío, esparciendo las 4 bombas en los alrededores del término municipal de Palomares. Una de las bombas cayó en la plaza mayor de la ciudad (los niños jugaban con la substancia "verdosa" de su interior (plutonio)), otra en el cementerio, la otra cerca de la playa y la cuarta en algún desconocido punto del mar.

La alarma se disparó, cuándo se tuvo la información de que varias de las bombas, estaban ya expulsando su contenido radiactivo hacia la atmósfera. Fue entonces cuándo la Sexta Flota americana se presentó en el lugar con sus más de 5.000 efectivos, 40 buques de guerra, 5 mini submarinos y un campamento que más bien parecía una ciudad, para tratar de resolver el incidente.

Las horas pasaban y la bomba desaparecida en el mar no se encontraba. La preocupación crecía por momentos. Fue entonces cuando entró en escena un pescador de la región, Paco "El de la bomba", quién decía haber visto caer la bomba al mar, justo en el momento del accidente. Los americanos, no daban credibilidad a este señor, hasta que desesperados, no tuvieron más remedio que creerle, ya que no eran capaces de encontrar la bomba. Le dejaron el timón de uno de los buques de la armada de EEUU y emprendieron la marcha hacia el lugar en el que Paco, aseguraba se encontraba la bomba.

Efectivamente, allí estaba la bomba.


Lograron extraerla y justo después, comenzaron las labores de descontaminación del área. En la actualidad, todavía siguen tomándose mediciones de radiactividad en el entorno y la población es sometida anualmente a controles médicos.

Desde aquí queremos hacer un pequeño homenaje a "Paco el de la Bomba". Ya que sin su inestimable ayuda, tal vez hoy, no podríamos estar viviendo en el lugar que nosotros conocemos como hogar, y por ello se merece, un sincero reconocimiento. ¡Muchas gracias Paco!.




Testimonio de Paco "El de la Bomba":


Más información en: Wikipedia

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar en Planeta Increíble!