lunes, 29 de junio de 2009

El agua de la fuente de Cibeles, inundaría el Banco de España en caso de atraco.

Bajo el centro de Madrid, a 35 metros de profundidad, se esconde la cámara acorazada del Banco de España. Allí, se guardan celosamente más de 90 toneladas de oro en forma de monedas y lingotes, protegidas con los más avanzados sistemas de seguridad.

Banco de España. Foto: losmininos, Flickr, Licencia CC.

Una de las cosas que hacen más segura esta fortaleza, es su inaccesibilidad. Dispone de dos enormes puertas de seguridad, con un peso de 14 y 16 toneladas. La primera, se sitúa al nivel de la calle, la segunda, instalada a 35 metros de profundidad cuenta con un foso y un puente levadizo.

La sala acorazada tiene 1500 metros cuadrados de capacidad y alberga una parte del tesoro nacional de España. Un total de 5.000 lingotes de oro. El resto está guardado y protegido en Fort Knox (EEUU), en el Banco de Inglaterra y en el Banco Internacional de Pagos de Basilea.

Fuente de la Cibeles. Foto: Reservasdecoches.com, Flickr.

Además de sus puertas y sus avanzados sistemas de seguridad, la cámara acorazada del Banco de España, tiene una gran arma secreta reservada para casos excepcionales: El agua de la Cibeles.

Por encima de la cámra acorazada, discurre un canal de aguas subterráneas llamado Canal de las Pascualas o de Oropesa, se trata de un extenso río subterráneo del cuál toma sus aguas la fuente de la Diosa Cibeles. En caso de que se asaltara la cámara acorazada, se activarían todas las alarmas y se pondría en marcha un sistema, capaz de inundar todas las instalaciones subterráneas en cuestión de segundos.

Plano del sistema de inundación.

Este singular sistema, jamás ha entrado en acción, debido a que jamás se ha efectuado atraco alguno en las instalaciones de Banco de España, considerado por muchos como uno de los más seguros del mundo.

Más información: El Mundo, El País, Wikipedia.

Leer el artí­culo completo...

jueves, 25 de junio de 2009

Gadgets de los 90: El Desván 2.0

El tiempo pasa, y la tecnología avanza cada vez más rápido. Pronto, en nuestros cajones empiezan a acumularse objetos del pasado. Viejos gadgets, que hoy en día aún funcionan, pero que debido a los cambios tecnológicos han quedado obsoletos y apartados a un rincón en el olvido. Hoy queremos resucitar aquellos viejos tiempos.

El Beeper:


El "Beeper", fue un objeto muy de moda en los años 90, se trataba de un buscapersonas, personalizado para un público más bien joven. Además gracias a una promoción de Coca-cola, mucha gente llegó a hacerse con uno de estos aparatos. Su función era simplemente recibir mensajes de texto, no podía enviarlos. Los mensajes se enviaban a través de un call-center, por lo que tenías que acarrear con los gastos de una llamada. Con la llegada del teléfono móvil, el beeper pasó a mejor vida.

Calculadora agenda:


En la década de los 90, antes de la aparición extensiva del teléfono móvil y su tan socorrida agenda, el listín telefónico era un elemento propio de las calculadoras. Muchas de ellas, con su teclado qwerty, incorporaban agenda, asesor de tareas, juegos, reloj y por supuesto calculadora. Una de mis favoritas era la denominada "Casio Club" (la blanca de la foto), esta calculadora era toda una joya, tenía juegos, bloc de notas, te "adivinaba" el futuro e incluso incorporaba un puerto de infrarrojos.

Game Boy y accesorios:


Rara era la persona joven que no tenía una Game Boy en los 90, pronto aperecerían miles de juegos y accesorios para esta consola, siendo habituales la lupa con luz incorporada, la Game Boy Cámara o por ejemplo la Game Boy printer.

Tarjetas Gráficas:


Quién quisiera disfrutar de los juegos más vanguardistas de los 90, tenía que comprarse una tarjeta gráfica decente. En aquella época lo más típico era una tarjeta de menos de 1MB de memoria de vídeo, como por ejemplo, la S3 Trio que vemos en la foto. Más adelante aparecieron las llamadas aceleradoras 3D, unos tarjetones que se conectaban con un cable externo a la tarjeta original del PC, para dotarla de mayor potencia. Como ejemplo vemos en la foto la Voodo2 de la ya desaparecida marca 3Dfx. La pega de estas tarjetas es que cada 6 meses aparecía una nueva y pronto la que tenías dejaba de servir, prácticamente como en la actualidad.

Puntero láser:


Todo joven, o pequeño maleante, disponía hace años de un objeto que se puso muy de moda: El puntero láser. Con una brillante láser rojo, podía emitir su luz a más de 1Km de distancia, ni que decir tiene la peligrosidad que tenía si te apuntaban a los ojos con este cacharro.

Teléfono móvil:


Parece un invento relativamente nuevo, pero ¿quién no ha cambiado de móvil por lo menos unas 8 veces en los últimos 10 años?. Sin embargo, por ejemplo no cambiamos de nevera cada dos años, y muchos móviles tienen en ocasiones, un precio muy similar al de una nevera, ¿Por qué hacemos esto?. Por que muchos, picamos en las ofertas de las teleoperadoras que nos dejan los móviles prácticamente gratis, eso sí luego pagamos más del doble de su precio abonando nuestras tarifas puntualmente cada mes. La palabra "gratis" ha perdido por completo su sentido. Como ejemplo tenemos el famoso TSM100 de movistar, un cacharro de bajo coste que lo presentaron como "revolucionario" con su pantalla táctil y su slot para tarjetas de memoria sin utilidad práctica alguna.

Discman y Walkman:


Poco tengo que añadir acerca de estos mastodónticos aparatos "de bolsillo", en la actualidad han sido enterrados en la historia por los reproductores mp3, tipo Ipod. No son aptos para bolsillos ajustados, y no, no lo digo por su precio.

Relojes multifinción:


Relojes con medidor de temperatura, pulsómetro, calculadora, mando a distancia, grabadora de sonidos, medidor de biorritmo, juegos. La verdad es que Casio invirtió gran cantidad de esfuerzo y presupuesto en crear relojes con las prestaciones más inverosímiles jamás pensadas. Creo que incluso llegó a aparecer un reloj con televisión, también existía uno con puerto de infrarrojos y un juego para dos jugadores. También he querido añadir el famoso "flik flak", un reloj para niños con el que muchos de nosotros aprendimos a controlar el tiempo.

Leer el artí­culo completo...

jueves, 18 de junio de 2009

Los viajes olvidados de Cristóbal Colón

La mayoría de gente, recuerda a Cristóbal Colón como el navegante que descubrió américa en su viaje realizado en 1492, sin embargo, pocos saben que realizó otros tres viajes al nuevo continente.

En su segundo y tercer viaje a América, Colón tenía planes de colonización, por lo que estableció un fortín en la isla de La Española destinado a extraer oro y riquezas para los Reyes Católicos, sin embargo las cualidades de Colón como navegante, no le servían para nada como oficial al mando en la isla de La Española, ya que su desastrosa gestión política, lo llevo ante los tribunales de los Reyes Católicos, en España.

Colón malgastó su tiempo pasando a cuchillo tanto a españoles como a nativos durante su mandato en La Española, por lo que, ya en territorio español, fue condenado a prisión.

Monumento a Cristóbal Colón, en Barcelona. Foto: Traveling Lao, Flickr.

Una vez cumplida su condena, Colón, emprendió un cuarto y último viaje hacia el nuevo continente, ésta véz su objetivo sería encontrar el ansiado paso occidental, el camino que llevaría a Colón hacia el otro lado de América y hacia la ruta a las verdaderas Indias.

Como hoy en día sabemos, es imposible atravesar el continente americano por mar, a excepción de un rodeo de miles de kilómetros por Sudamérica, a través del estrecho de Drake y bordeando el cabo de hornos, sin embargo Colón creía ciegamente en la existencia de un paso por mar a través del centro de américa.

Colón llego al actual panamá después de haber sido azotado por un huracán, allí desembarcó y preguntó a los nativos de esa tierra por un paso occidental. Ellos le mostraron un camino por tierra hasta el otro lado del continente, pero Colón rechazó esa opción. Precisamente en esa zona, se construiría el actual canal de panamá, haciendo realidad el sueño de Colón del paso occidental, eso sí 422 años después.

Soldado español. Foto: Stoned59, Flickr.

Colón navegó ciegamente durante miles de kilómetros sin encontrar su ruta hacia la India, hasta que por fin desistió y puso de nuevo rumbo a La Española, durante el trayecto, sus barcos, afectados por una enfermedad de la madera, acabaron hundiéndose. Colón naufragó en la isla de Jamaica, a 180 Kilómetros de su salvación, en la colonia española.

Uno de los hombres de Colón navegó en una canoa hacia la isla de La Española, en busca de ayuda, sin embargo, se la negaron debido al negro pasado de Colón como gobernante de la isla. No sería hasta siete meses después cuándo un navío recogió a Colón y lo trajo de vuelta hacia España, eso sí pagando el precio de pasaje, como uno más.

Carabela, Foto: BocaDorada, Flickr.

Colón había fracasado en su intento de encontrar un paso hacia las Indias, sin honor, olvidado y derrotado, murió en Valladolid el 20 de mayo de 1506, a la edad de 55 años.

Todo lo anteriormente detallado se explica ampliamente en el siguiente documental, listo para ver online en stagevu, en el que actores, representan fielmente las hazañas de Colón y sus navegantes. Este artículo también es visible en nuestra web hermana: Planeta Documentál.

VER DOCUMENTAL ONLINE.

Leer el artí­culo completo...