lunes, 29 de septiembre de 2008

Rozando la muerte

La verdad es que no podemos entender, como puede existir gente con tan poco aprecio por la vida.

Tal es el caso de este joven, que no tiene otra diversión que esperar junto a las vías del tren hasta que tiene el convoy a unos metros y justo en ese momento, se pone en mitad de la vía. El maquinista, reacciona inmediatamente haciendo sonar la bocina.

El joven permanece en la vía del tren durante unos segundos.

A escasos centímetros, de ser arroyado por el tren, el joven se aparta, como si nada hubiese ocurrido. Una broma de mal gusto, de esas que nunca deben realizarse.

ATENCIÓN: VÍDEO NO RECOMENDADO A MENORES DE 18 AÑOS

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar en Planeta Increíble!