viernes, 6 de marzo de 2009

Documental: Los misiles de Cuba

Inauguramos nuestra sección "Los Mejores Documentales de la Red" con un gran documental: "Los misiles de Cuba". Fue el capítulo más tenso de la guerra fría. La Unión Soviética había instalado ante las narices de Estados Unidos, una gran cantidad de misiles nucleares, capaz de arrasar de un plumazo todas las ciudades importantes de EEUU. El mundo temblaba por miedo a una Tercera Guerra Mundial y a la destrucción del planeta tierra.

En el pasado, Cuba estaba repleta de empresas y casinos norteamericanos

que se instalaron allí con el permiso de Fulgencio Batista, el dictador que gobernó la isla hasta la llegada de Fidél Castro en 1944. Castro, hizo desaparecer cualquier fuente de ingresos para EEUU mandando nacionalizar sus industrias, lo que provocó el enfado del presidente Kennedy.

Kennedy intentó realizar entonces una invasión de Cuba, pero de manera oculta. Instruyó militarmente a varios miles de exiliados cubanos y les envió a capturar la isla, prometiéndoles que la aviación norteamericana les apoyaría en todo momento.

Sin embargo Kennedy tuvo miedo de que la opinión internacional le tachara de cobarde por atacar a un país tan infinitamente pequeño como es Cuba, y decidió no enviar a su aviación. Las tropas de exiliados cubanos murieron en el intento, ya que no se les avisó con tiempo para una retirada.

Fidel Castro y el mundo entero, se dieron cuenta de que EEUU estaba intentando hacerse con el control de Cuba, por lo que

Castro decidió pedir ayuda a su hermano mayor: la Unión Soviética.


EEUU había instalado misiles nucleares en Turquía, lo que inquietaba a los rusos, por ello decidieron ayudar a Castro instalando en Cuba varias lanzaderas de misiles nucleares capaces de borrar del mapa todas las capitales de EEUU excepto Seattle, por estar fuera de alcance.

Las tensiones entre Washington y Moscú crecían de modo acelerado y la cuenta atrás para una guerra termonuclear parecía ser inminente, por suerte la diplomacia y un acuerdo secreto, lograron evitar lo que seguramente habría sido el día del juicio final.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar en Planeta Increíble!